A veces pensamos que con una tienda online en una página web nuestro negocio crecerá indudablemente. Pero esto no tiene por qué ser así necesariamente. Si nuestra página no está bien estructurada de una manera sencilla, clara y a disposición de nuestros objetivos e intereses, difícilmente conseguiremos visitantes que compren nuestros productos o servicios. Y ya no sólo porque a nuestros potenciales clientes no les atraiga visualmente o porque no les resulte legible. Y es que Google cuenta con un algoritmo muy riguroso que evalúa la calidad de las páginas web junto con su contenido. Así pues, si nuestra tienda online es de calidad, significa que estaremos mejor posicionados en los Resultados de Google cuando nuestro potencial cliente realice una búsqueda sobre algo relacionado con nuestro negocio.

 

Lo primero que tienes que pensar cuando quieras abrir una tienda online y hacerla crecer, es saber lo que quieres conseguir. Márcate un objetivo específico de hasta qué punto quieres llegar, pero objetivos realizables y si es posible a corto plazo. Sobre todo has de ser realista y comenzar poco a poco, pero no te olvides de a dónde quieres llegar.
 

Una vez decididos tus objetivos, ahora tendrás que elaborar una estrategia para que lleguen visitantes a tu página web y éstos se conviertan en clientes. Para aumentar el tráfico de visitas a tu página web necesitas acceder a los primeros puestos en los resultados de búsquedas en Google, y puedes hacerlo de diferentes maneras. Una de ellas es mediante SEO, que se refiere a un posicionamiento por medio de la mejora de la navegabilidad de tu sitio web, la mejora del contenido, diseño, manejo, información de contacto y de la página, portfolio, número de enlaces y la calidad de los mismos... Otro método de posicionamiento es el SEM, el cual se refiere a anunciarse en los buscadores previo pago a los mismos. No necesariamente es mejor una que la otra, pero si tu página aparece en los primeros puestos por haber pagado, pero si el contenido y la manejabilidad de la página no es buena, al final los clientes salen de la tienda online si no les parece lo suficientemente atractiva. Por eso siempre es recomendable usar SEM como complemento de la técnica SEO.

Además puedes mover tu empresa por Internet a través de otras herramientas existentes en la red, como en las redes sociales vía Twitter o Facebook, por poner dos de las aplicaciones más usadas para estos fines, así como marketing personalizado por email. La creación de un blog de referencia o la asociación con uno de ellos puede permitirte estar en los primeros puestos, ya que al hablar sobre tu tienda, ésta sube en los resultados. Lo mismo ocurre con los youtubers, que pueden convertirse en referencia de muchas personas y granjearte numerosos clientes.

 

Al final tiene que estar todo pensado para aumentar las visitas, el porcentaje de compras por visita y hacer crecer el valor de la cesta media que cada cliente compra cada vez. Para ello es muy importante que el tiempo para efectuar la compra se reduzca. Que sea simple sin tener que dar muchos pasos para no perder clientes ni tener abandonos de las compras. Hay veces que la empresa tiene muchas cosas de las que preocuparse además de su tienda online, por eso han nacido empresas como Sitelicon, que ayudan al desenvolvimiento de tu empresa ayudándote en todas las técnicas y estrategias, y la mejor forma de conseguir tus objetivos.

 

¡Y que tu negocio brille en la web!

David Alonso